Carta de la Vicepresidenta

Resumen

La Asociación para la Interpretación del Patrimonio comienza a ser un proyecto consolidado. Sigue creciendo, en tamaño y calidad; también en ámbitos de investigación y trabajo. Quizás sintamos que t’midamente, demasiado despacio para las ansias de aprender y profesionalizarse que muchas de las socias y socios demandan, pero no debemos olvidar que se trata de una asociación basada en el trabajo voluntario y desinteresado, y esto también tiene un precioÉ que en nuestro caso son los tiempos.

Las VIII Jornadas de la Asociación dejaron patentes, al menos, dos cosas: la primera es que estamos viviendo un momento decisivo como profesionales, porque en el Estado Español se están decidiendo las cualificaciones profesionales, los ámbitos y contenidos de formación, las certificaciones... Nos queda claro que estamos ante una carrera imparable en la que hemos decidido ser actores (aunque debamos auto invitarnos) y, como es ya norma, ha habido personas generosas dispuestas a invertir energ’as y tiempo para que la AIP sea un interlocutor en este proceso imparable.

La segunda, que como colectivo tenemos un patrimonio propio de buen hacer, eso que ahora se llama “buenas prácticas”, algo que quedó patente en las comunicaciones de lossocios y socias. Una vez más, saber lo que hace cada uno en su rinconcito, nos engrandece a todos como grupo.
PDF