Los nuevos tipos de museo a comienzos del siglo XXI y la interpretación del patrimonio cultural (II)

Resumen

En la primera parte de este artículo dimos un repaso por los recientes procesos que está experimentando la puesta en valor del patrimonio cultural, especialmente de la mano de lo que se ha dado en llamar “nueva museología”. Uno de los fenómenos más característicos de la crisis del modelo tradicional es la musealización del territorio, de espacios al aire libre, lo que ha generado una variada gama de productos y, por tanto, de conceptos que vamos a com entar a continuación.
Los parques culturales
Según la ley 12/1 997, de 3 de diciembre, de Parques Culturales de Aragón (se puede acceder en http://portal.aragob.es), están constituidos por un territorio que contiene elementos relevantes del patrimonio cultural, integrados en un marco físico de valor paisajístico y/o ecológico singular, que gozará de promoción y protección global en su conjunto, con especiales medidas de protección para aquellos elementos.
Los parques culturales se desarrollan, por tanto, en un territorio más o menos extenso, como la comarca (es el caso del Maestrazgo, www.maestrazgo.org/parquecult.htm) o el valle de un río, como el Vero, en Huesca (http://www.staragon.com/guarasomontano/default.html). Se suelen estructurar mediante una red de centros de interpretación temáticos repartidos por todo el territorio, lo que deriva en un reparto de la riqueza generada por los flujos turísticos a la vez que en una disminución del impacto y en una clara puesta en valor de un patrimonio, muchas veces tan desconocido como interesante. En España estas iniciativas han tenido un fuerte impulso con la participación en programas europeos de desarrollo rural, como Leader, sobre todo en la última década.

Como veremos también en los parques arqueológicos, la gestión turística del patrimonio natural y cultural –ya sea éste mueble, inmueble o inmaterial– se realiza de forma integral, presentando siempre al hombre y su cultura en el medio geográfico y biológico, y particularmente la interrelación tradicional entre ambos.
PDF