Carta del Presidente de la AIP

Resumen

En esta ocasión me voy a centrar en nuestro encuentro anual, pues creo que ello representa el fruto de lo que hemos ido sembrando en estos últimos meses, y tal vez años. A pesar de que es difícil resumir cuatro días en unas pocas líneas, donde la intensidad es la característica predominante, lo intentaré aun a riesgo de dejarme cosas en el tintero.

La segunda semana de marzo celebramos las Jornadas Técnicas de la AIP y nuestra Asamblea Anual. Gracias a un mini grupo local muy activo, perseverante y entusiasta, se logró continuar con lo planteado en el año 2005: realizar estos encuentros de la Asociación en distintos puntos de España. Tras varias reuniones en el centro (Segovia) y dos en el norte (A Coruña y Navarra), llegaba el turno al sur, el turno de Sevilla.

Era un gran reto, pues en una gran ciudad todo podía dispararse. Y así fue: el número de asistentes, el nivel de los ponentes, las personalidades implicadas, el número de socios y socias que acudían desde el primer día ¡y el presupuesto! Para este último asunto contamos con la inestimable ayuda y apoyo de varias entidades: Empresa de Gestión Medioambiental, Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, Delegación Provincial de Turismo Comercio y Deporte (de Sevilla), CEIDA de Galicia y Aula de Medio Ambiente de Caja de Burgos.

Ya desde el principio se veía que las Jornadas iban a ser distintas. Curiosamente, han sido en las que menos se ha hablado de interpretación, pero esto ya estaba contemplado. El objeto era atraer personas y entidades relacionadas con el patrimonio natural y cultural y hacerlos reflexionar en torno a algunos aspectos del concepto de Uso Público. Una vez logrado, se aprovechó la situación para dejar la semilla de la interpretación.

Quiero destacar lo relativo a las charlas. Casi podría asegurar que era la primera vez que hablábamos de patrimonio tanto cultural e histórico como natural. Los ponentes y los asistentes intervenían y se sentaban mezclados en una misma sala Se hablaba de la gestión de los visitantes en el Patrimonio con mayúsculas, sin ningún adjetivo.

De los contenidos de las Jornadas no cuento nada, ya que en breve editaremos un libro con las ponencias. El marco de trabajo fue el Museo Andaluz de Arte Contemporáneo en la Isla de La Cartuja; y, lamentablemente, hemos tenido que manejar listas de espera debido a la inesperada demanda (hemos aprendido la lección). ¡Sin palabras!
PDF