La definición de interpretación

Resumen

Me gustaría comenzar esta presentación aclarando el motivo por el que estoy aquí. Estoy empleado por el Programa de Interpretación del Servicio de Vida Silvestre de Canadá, pero estoy presentando esta ponencia como miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación de Interpretes Canadienses (ACI), asociación fundada en octubre de 1975. Como organización de carácter profesional, nuestro objetivo principal es unir y facilitar la comunicación y cooperación entre personal de patrimonio natural, patrimonio cultural y de museos, contratados en Canadá en el ámbito de la interpretación. Las funciones principales de la ACI son la producción de un boletín de interpretación, la celebración de talleres anuales y el apoyo a la formación en las secciones regionales.

Cuando se constituyó nuestra Asociación, teníamos una base y unos cimientos bastante sólidos desde los que trabajar. Hubo una constitución, se había elegido un comité ejecutivo, y se habían aprobado unos objetivos. 
Sin embargo, nuestra membresía tenía una preocupación particular: qué quería decir la palabra interpretación.

Los miembros expresaban esta inquietud, y con razón, porque en cada uno de los objetivos de la ACI aparecía la palabra interpretación. En aquel momento éramos unos 150 socios, y un análisis del perfil societario revelaría que todos teníamos distintos tipos de trabajo y distinta formación, y que trabajábamos para diferentes instituciones. Como resultado de eso, cada uno teníamos una diferente visión de lo que significaba esto de la interpretación. ¿Cómo podríamos organizarnos para lograr los objetivos si cada uno estaba trabajando con concepciones distintas? Parecía que se requería desarrollar una “definición de interpretación” que fuera común para los miembros, tanto en debates como en trabajos de la ACI.
PDF