La Interpretación del Patrimonio (IP) en el encuentro de la gestión cultural y territorial

Resumen

Desde hace ya un tiempo vengo dándole vueltas a una idea y creo haber descifrado el mensaje que pretendo transmitir: la IP puede y debe ser la disciplina que se ubique en la confluencia entre la ordenación territorial, la gestión del patrimonio, el turismo u ocio cultural, y el desarrollo local. ¡Vaya pretensión! Pero como la considero justa voy a requerir de ustedes un poco de trabajo intelectual y leer, de forma pausada y reflexiva, el siguiente listado de frases encadenadas; tómense un tiempo para ello...
• La ordenación del territorio se sustenta en favorecer la comunicación entre ámbitos geográfico-socio-culturales más allá de delimitaciones estancas y preestablecidas.
• La ordenación del territorio pretende establecer un modelo territorial. Este modelo debe sustentarse en principios orientadores: la consideración de la diversidad natural y cultural del territorio como un valor; el uso sostenible de los recursos; la cooperación territorial y la cohesión social entre las diferentes áreas del territorio. El modelo está compuesto por “sistemas territoriales”. Estos sistemas son: el sistema de ciudades (compuesto por redes de ciudades); el sistema de articulación territorial (redes de comunicaciones); y el sistema de patrimonio territorial (natural y cultural), (unidades físico naturales, elementos naturales de conexión, culturas territoriales diferenciadas por áreas geográficas, redes de ciudades patrimoniales, etc.).
• La cultura no puede estar ausente de una política de ordenación territorial.
• El patrimonio es un reflejo material e inmaterial de nuestra cultura pasada y el escenario previsto para la construcción de nuestra cultura futura.
• El patrimonio no puede estar ausente de una política de desarrollo territorial.
• El turismo cultural se sustenta en la explotación sostenible de los recursos patrimoniales y cuyo fin último es el desarrollo territorial.
• No puede haber una correcta explotación de los recursos patrimoniales sin establecer un vínculo entre dichos recursos y la sociedad.
• La Interpretación es una disciplina que posee una amplia gama de pautas y directrices metodológicas para la comunicación con el público, para la presentación del patrimonio in situ a ese público, y para transmitir un mensaje impactante que, en lo posible, trascienda al mero hecho de la visita. Es un eficaz instrumento de gestión que merece ser bien planificado, para reducir los impactos negativos e infundir unas actitudes y comportamientos positivos para con el patrimonio (incluido el entorno social).
• La interpretación no puede estar ausente de la ordenación y desarrollo del territorio, de la gestión patrimonial ni del turismo cultural si queremos que finalmente el vínculo patrimonio y sociedad sea efectivo, duradero y eficaz.
PDF