Editorial

Resumen

Tras unos meses convulsos, en los que la naturaleza se ha rebelado contra los seres humanos en distintas partes del mundo (grandes inundaciones en Europa, terremotos en Haití y Chile…) y arrasando vidas y patrimonio, llega de nuevo el Boletín, esta vez con sabor a tango.

En este número comenzamos -como siempre- con una carta de la Directiva en la que se nos pone al día respecto al estado de nuestra asociación y los planes de futuro. 

En el primer artículo, nuestra compañera Gema Candelas, nos cuenta -con su sensibilidad habitual- una pequeña historia titulada “La silla de Eladio”,  que nos invita a reflexionar sobre la necesidad y trascendencia de la participación de la población local en los procesos de interpretación y, a la vez, sobre el conflicto que surge de la necesidad de hacer compatibles la estética y la autenticidad en las presentaciones.

Anna Escarpenter y Ana Galdós nos describen, a continuación, su proyecto de propuesta museográfica y dotación interpretativa de la ermita de La Antigua, en Zumárraga (Guipúzcoa), explicando de manera detallada cada parte del proceso e incidiendo en la importancia que para el éxito del proyecto tienen  la colaboración de los distintos profesionales implicados (arquitectos y museógrafos) desde las fases más tempranas del mismo y la utilización de técnicas de presentación variadas.

“Un monte con lagartijas” es el artículo que nos llega desde Cuba de la mano de nuestro compañero Rolando Rodríguez “Roly”; se trata del primero de una serie cuyo objetivo es hacernos partícipes de sus reflexiones respecto a la aplicabilidad de las nuevas tendencias en las ciencias de la comunicación en el proceso de la interpretación del patrimonio.  

Desde Argentina, Irene Ferrari sorprenderá sin duda a muchos de nuestros lectores con su artículo “Guía que canta, cantante que guía”. Si en sus Principios, Tilden nos hablaba de que “la interpretación es un arte…” en esta experiencia arte e interpretación se funden en un producto turístico peculiar que, a pesar de su carácter novedoso, se ajusta fielmente a los principios y espíritu de la interpretación del patrimonio.

Y en la sección Documentos, María Graciela Maragliano, también desde Argentina, nos hace partícipes de los resultados  obtenidos en el proyecto de investigación “La Interpretación del Patrimonio como instrumento para la gestión sustentable y accesible del turismo y la recreación”, cuyo objetivo ha sido indagar en las prácticas turísticas - recreativas y su vinculación con la interpretación del patrimonio como forma de gestión del turismo y la recreación.

Como cada primavera y cada otoño, esperamos que nuestras lectoras y lectores disfruten de este Boletín. También, y como siempre, seguimos invitando a participar y a visitar nuestra página Web en busca de antiguos Boletines y documentos de interés para los amantes de la Interpretación.
PDF