Examen de respuestas cognitivas ante materiales interpretativos no atendidos por personal

Resumen

La interpretación es una forma de comunicación que conecta a la audiencia tanto intelectual como emocionalmente con la materia que se discute (Beck y Cable, 2002; Ham, en preparación; National Association for Interpretation, 2007). Freeman Tilden, citado con frecuencia como el "padre de la interpretación", dijo: "el objetivo principal de la interpretación no es la instrucción, sino la provocación" (1957, p. 32). Hay poco debate entre los intérpretes acerca de la importancia de la provocación. De las muchas definiciones sobre interpretación, prácticamente en todas se alude de alguna manera a la provocación. Para que la audiencia genere esas conexiones intelectuales y emocionales, los materiales interpretativos deben provocar su pensamiento desde su propia perspectiva. Pero la pregunta permanece: ¿los materiales interpretativos cumplen con este objetivo?

Hay dos justificaciones primordiales para realizar este estudio acerca de las respuestas cognitivas tras la exposición a materiales interpretativos. Primero, mucha de la investigación en interpretación se restringe a la capacidad de rememorar unos hechos (Knapp, 2007; Tarlton y Ward, 2006; Wagner, 1996), a los cambios actitudinales como resultado de un programa interpretativo (Adelman, Falk, y James, 2000; Wiles y Hall, 2005), y los cambios en comportamiento como resultado de la exposición a mensajes interpretativos (Lackey y Ham, 2003; Widner y Roggenbuck, 2000).

PDF