Carta del Presidente de la AIP

Resumen

Una vez pasado nuestro encuentro anual y pasada la euforia post Jornadas, es hora de que reflexionemos sobre las decisiones adoptadas y los retos que estas representan. En nombre de la Directiva quiero transmitiros que nuestros esfuerzos hasta el final del mandato irán dirigidos al cumplimiento de las tareas encomendadas por la Asamblea. Con un fin último: que no queden pendientes proyectos que consideramos estratégicos y que serían difíciles de retomar por las personas que nos sustituyan. Pero para llevar a cabo esa tarea consideramos esencial continuar con vuestro apoyo y contribución desinteresada.
Antes de comenzar con las reflexiones, quiero trasladaros mi agradecimiento por la valoración tan positiva tanto del diseño como del desarrollo de las XI Jornadas. También quiero agradecer el respaldo recibido a la gestión que hemos desarrollado desde la Directiva y al planteamiento de las nuevas acciones. Esto supone para la Directiva un estímulo para continuar trabajando en pro del desarrollo de la AIP.
Así mismo, deseo pedir mis disculpas por nuestra ausencia en algunas ocasiones a lo largo del encuentro. Como podréis imaginar, un acontecimiento como este requiere de reuniones frecuentes para la toma de decisiones. Y además, entendiendo que es una oportunidad para el trato personal del que no disfrutamos el resto del año.
Me gustaría también agradecer la aceptación que ha tenido la sesión comentada de paneles. Para la Directiva suponía un reto optar por este tipo de formato, ya que carecíamos de experiencia previa. Aunque tanto la dinámica como el resultado son, a mi parecer, suficientemente satisfactorios, sobre todo porque cumplen uno de los objetivos que nos planteamos: promover vuestra participación. Valga no obstante como autocrítica la necesidad que tenemos de mejorar, para futuras ocasiones, la convocatoria previa.
Entrando ya en los asuntos de funcionamiento asociativo, una de las cuestiones estratégicas que hemos tratado durante el encuentro es la falta de representación que en estos momentos tiene el ámbito latinoamericano. Con la baja voluntaria de las vocales que lo representaban, Eloisa y Ámbar, hemos perdido la capacidad de detectar oportunidades y dar respuesta a las demandas provenientes de Latinoamérica. Por ello aprovecho este foro para hacer un llamamiento a todas aquellas personas asociadas interesadas en colaborar con la Directiva en este sentido. Aunque legalmente no es posible cubrir las bajas producidas, sería conveniente contar con personas dispuestas a dinamizar este ámbito territorial y cubrir esta demanda al tiempo que pudieran acumular experiencia para incorporarse a futuras directivas.
Como ya sabéis, en otras ocasiones he expuesto el interés de la Directiva en promover la participación entre las personas asociadas y la comunicación interna y externa. Pues bien, la nueva página Web, cuyo prototipo se presentó durante las Jornadas, requiere ahora de su desarrollo e implantación. Aprovecho para recordaros que este cometido lo abordaríamos con vuestra participación y que lo trabajaríamos en dos niveles: la página institucional, por un lado, y la participativa, por otro. Estas actuaciones precisan de la constitución del equipo de trabajo y de su coordinación con la Directiva. Esto último para que los espacios participativos que se generen en la Web 2.0 (Mapa, Red AIP y Colaboradores) sean fieles al objeto de la AIP y la práctica de la disciplina, tratando de evitar en la medida de lo posible situaciones no deseables durante su funcionamiento.
Otra de las decisiones que considero estratégicas es la que supone la puesta en marcha del nuevo modelo de funcionamiento interno. En él se incorpora, como muchos recordaréis, la figura de una secretaría técnica que facilite la ejecución de determinados mandatos decididos por la Asamblea. En este sentido, al ser un contrato requerirá de un proceso de selección en el que se adopten criterios de solvencia y de adjudicación técnica suficientemente ecuánimes y que permitan contar con personal con competencia suficiente como para llevar a cabo las tareas encomendadas. Cabe recordar que dicha secretaría técnica se propuso con objeto de dinamizar el ámbito de las publicaciones, conseguir financiación externa y realizar una edición de calidad de informes de gestión, con el fin difundir la AIP.
No quiero acabar, sin comentaros que la organización y desarrollo de las jornadas de 2013 deberá ser una tarea del territorio en el que se realicen. Y que aunque desde la Directiva no hayamos iniciado aún el proceso de selección, es necesario que no perdáis tiempo y afinéis lo más posible vuestras propuestas.
Juan Manuel Salas RojasPresidente de la AIP
PDF