Negra sombra

Resumen

Lo vi todo negro. Muy negro. Tanto, como el fondo del cuadro que me tocaba explicar. Era una obra del artista invitado a la Exposición Internacional de Artes Plásticas de Valdepeñas, el gallego Antón Patiño.

Media hora para que llegue el grupo. Olor a acrílicos y óleos. Paredes blancas inmaculadas. Mucha luz artificial. Me siento torpe, me siento fuera de lugar. (¿Insegura…?).

Vuelvo a mirar el cuadro. Ay, pero qué negro lo veo… De alguna manera, me siento como si fuera a celebrarse un matrimonio sin amor. He repasado la vida y obra del autor, su técnica… pero falla algo. Algo que no siento; ese “enamoramiento” necesario para explicar “interpretando”, el cosquilleo en las entrañas. No creo que sea capaz de hacerlo, no al menos como a mí me hubiera gustado.

Miro el reloj.

No, no me conformo. NO. 
PDF