Editorial

Resumen

Amigas y amigos:
Aquí os presentamos un nuevo número del Boletín de Interpretación. Antes de, como siempre, dar paso a comentar los contenidos del mismo, queremos mostrar nuestra solidaridad con las víctimas del accidente ferroviario, ocurrido hace tan solo unos días en las cercanías de Santiago de  Compostela, y con las gallegas y gallegos que forman parte de nuestra Asociación.   Como podréis comprobar al echar un vistazo al sumario, este Boletín es algo especial, en el sentido de que incluye (además de la carta de nuestro nuevo Presidente en la que se nos presenta el Plan de Acción de la AIP 2013 – 2016) solamente tres artículos que quedan razonablemente compensados con dos “Documentos”. Esperamos que tanto unos como otros satisfagan vuestras expectativas. Comenzamos en esta ocasión con un artículo de Iris Martín Hernanz y Fernando Martín Gil en el que se analiza hasta qué punto la Interpretación del Patrimonio se ha asumido, en el contexto de las áreas rurales, no solo como una herramienta de comunicación, sino como una herramienta de planificación y gestión que repercuta en el fomento de actitudes de respeto y conservación del patrimonio asociado a dichos espacios.
Cristina Simó nos acerca de nuevo a territorios pirenaicos, y nos ilustra cómo la crisis económica hace despertar la imaginación en la búsqueda de modelos que rentabilicen los esfuerzos interpretativos a través de la prospección de nuevas formas de relación entre visitantes y patrimonio.
Fernando Ramos nos presenta un artículo en el que reflexiona sobre  las premisas que, desde la Interpretación del Patrimonio, han de tenerse en consideración en los procesos de comunicación dirigidos a personas con discapacidades sensoriales, y cómo su percepción del mundo determina en gran medida tanto cuáles deben ser los rasgos a los que recurrir como los componentes de los mensajes que faciliten  la interpretación de dichos rasgos.
Nuestro primer documento, desarrollado por Óscar Navajas a partir de dos exposiciones artísticas, nos habla de la vieja y la nueva museología interrogándose hasta qué punto se están construyendo modelos que, de forma acertada y eficiente, consigan acercar los espacios de presentación a un público cada vez más consumidor de patrimonio; y si es necesario volver a otros modelos tradicionales, más sencillos, menos espectaculares, y más eficaces en su relación con los visitantes. 
Por último, Héctor Bazán realiza una comparativa entre los principios de la Interpretación originalmente desarrollados por Tilden; la revisión de los mismos realizada por los autores Beck y Cable; y el proceso enseñanza/aprendizaje, a fin de encontrar suficientes paralelismos entre ellos que conduzcan a establecer espacios comunes entre Educación e Interpretación.
No queremos despedirnos sin enviar un abrazo afectuoso a aquellas compañeras y compañeros de profesión que, por mor de la crisis económica, se encuentran en una situación laboral complicada. Para todas y todos nuestros mejores deseos. Hasta el próximo número.

Jorge Morales MirandaFrancisco J. (Nutri) Guerra Rosado EDITORES
PDF