Aprendiendo del camaleón

Resumen

Seguramente la mayoría de los pequeños museos locales del sur de Europa está pasando por uno de los peores momentos de su historia. Muchos cierran sus puertas sin remedio; para los que aún sobreviven se trata de renovarse, sin que esto sea garantía de no morir. Este artículo quiere exponer un proyecto surgido en este contexto de nula voluntad política, además de la crisis, en que hemos considerado que existe un público que también puede contribuir con su aportación económica. Naturalmente, ningún programa de actividades, por sí solo, salvará ningún museo. Pero además, para que el público colabore, primero tiene que reconocer y querer a los museos. Veámoslo como una oportunidad.
Trabajo en un pequeño museo etnográfico en un alto valle del Pirineo catalán. Está especializado en un territorio. Lo trata desde todas las disciplinas que puede abarcar, sin límite de cronología. 
PDF