Oportunidades

Resumen

Hace muy poco oí a una especialista en áreas protegidas decir que el turismo muchas veces causaba problemas, pero que valía la pena “soportarlo” porque con el pago de sus entradas colaboraba con el mantenimiento a la conservación del patrimonio. No era la primera vez que lo escuchaba y la verdad es que un razonamiento de este tipo me lleva a reflexionar sobre el triste lugar en que estamos poniendo al visitante en todo esto ¿Es un pagador de entradas? ¿Es solo una especie de benefactor que aporta su granito de arena a la conservación?
Que el turismo mal manejado puede ocasionar impactos negativos, no cabe duda, pero no por ello podemos reducir al visitante a un pagador de entradas, cuando en realidad cada visitante es, o por lo menos debería ser,  una oportunidad de sumar un aliado para la conservación del patrimonio.
PDF