Personas, ellas y ellos. El papel de la Interpretación en la igualdad de género

Resumen

Se supone que la humanidad siempre ha tenido la misma ratio de mujeres y hombres. Es decir: el 51 % de mujeres y el 49 % de hombres. Es sospechoso, pues, que algo más de la mitad de la humanidad no haya dado apenas artistas, políticas, escritoras, científicas, deportistas, etc. Y es sospechoso que las pocas que hasta finales del siglo XX se dan a conocer sean consideradas la excepción. O, simplemente, que no se reconozca como vital literalmente – el papel que han desempeñado las mujeres hasta el día de hoy y no se valore con el “mismo precio” que lo llevado a cabo por los hombres.

Se supone también que, a estas alturas de la película, la lucha de las mujeres por conseguir la igualdad ha triunfado, por lo menos sobre el papel y en el mundo occidental. En la práctica falta mucho todavía; entre otras cosas, que esta lucha no sea solo cosa de las mujeres, sino que los hombres se den cuenta de que les concierne por igual; y que la equidad a la que aspiramos no sea la de reproducir el modelo masculino patriarcal, más o menos maquillado, sino el de un modelo de persona en el que todas nos podamos desarrollar plenamente, sin frenos estereotipados y fronteras de género. Un modelo en la que todas valgan lo mismo, independientemente de sus características.

PDF