¿Qué somos?

Resumen

En varias reuniones y contactos personales con especialistas en interpretación, he recogido la siguiente apreciación: La interpretación es a la vez una disciplina y una profesión. Esto quiere decir que a) es un cuerpo de conocimientos técnicos y metodológicos bien concreto y definido (aunque todavía a nosotros nos quede camino para enredarnos y discutir cuestiones semánticas), y b) al mismo tiempo es una práctica profesional que ejecutan personas que provienen de otras profesiones o son especialistas exclusivamente en interpretación.

a) Es una disciplina porque posee una amplia gama de pautas y directrices metodológicas para la comunicación con el público, para la presentación del patrimonio (in situ) a ese público, y para transmitir un mensaje impactante que, en lo posible, trascienda al mero hecho de la visita e infunda unas actitudes y comportamientos positivos para con el patrimonio (incluido el entorno social). Es una disciplina porque está ahí, con su acervo de conocimientos, teóricos y prácticos, como las matemáticas... el que quiera realizar un cálculo de ingresos y gastos utiliza las matemáticas.

La interpretación dispone de gran cantidad de documentos y fuentes que elaboran estos documentos; como ya sabemos, la mayoría está en inglés. Es una disciplina que se puede enseñar en cursos cortitos y artesanales o en cursos más elaborados y de mayor nivel.
PDF