Un sentimiento de pertenencia*

Resumen

Probablemente nunca hayas oído hablar de la ciudad de Torbay, en Terranova, Canadá, pero apuesto a que conoces algún lugar muy parecido. Durante siglos fue un tranquilo pueblo costero. Hoy es una ciudad de rápido crecimiento habitada por dos grupos distintos: un núcleo de familias con profundas raíces en la región y un número mayor de recién llegados en constante incremento.

 

Un pedido muy simple

En la primavera de 2012, las autoridades locales de Torbay nos encargaron a mí y a mis socias (la artista gráfica y fotógrafa, Kristine Breen, y la diseñadora interpretativa, Melanie Lethbridge) el desarrollo de una serie de carteles interpretativos al aire libre. Las instrucciones eran sencillas: en un lugar, en medio de las zonas de nuevas viviendas y desarrollo comercial, había un patrimonio local que valía la pena preservar y promover. ¿Nuestras tareas? Hacer un inventario de los bienes patrimoniales de la comunidad, identificar una lista no muy numerosa de sitios y desarrollar la interpretación correspondiente.

En teoría, todo era muy simple. En realidad, no tanto. Rápidamente descubrimos que la mayor parte del patrimonio edificado que alguna vez definió el paisaje de Torbay ya no existía. Nos dejó pensando: si uno de los principios de la interpretación del patrimonio es facilitar las conexiones entre un recurso y su diverso público, ¿tiene sentido la interpretación si el recurso ya no está allí?

¨ *Artículo publicado en el Interpretation Journal número 19 (2014), del Reino Unido. Lo reproducimos con el permiso de la autora, a quien expresamos nuestro agradecimiento.

PDF