Caracas cuenta su historia a través de la Interpretación

Resumen

La ciudad es la expresión de la naturaleza humana, es un conjunto de costumbres y tradiciones, de actitudes organizadas y de afectos inherentes a esas costumbres, que se transmiten de generación en generación mediante dicha tradición. Entonces, la ciudad no es simplemente infraestructura, una construcción urbana, implica también los procesos vitales de la gente que la forma, en definitiva, los procesos de la naturaleza humana.

Estos procesos generan una serie de problemas urbanos, entre los que destacan: el desempleo, la proliferación de la economía informal, pobreza, desinformación, sobrepoblación sectorial, insuficiencia y deterioro de los servicios, delincuencia e inseguridad, indigencia, segregación espacial y social, insensibilidad, agresión generalizada, “estrés” social psicológico, entre otros. 
En definitiva se tiende a la segmentación, al individualismo y a la exclusión, las ciudades pierden su unidad vital; el patrimonio urbano es blanco fácil de ataques y abandonos; se facilita el deterioro o destrucción de los espacios públicos naturales y culturales, y la pérdida del disfrute del entorno.

Es así como los espacios urbanos son convertidos en lo que Niño (2000) bautiza como “los huecos negros”, espacios no simbolizados, constituidos para fines de tránsito, lugares que no convocan, no confieren identidad alguna ni tampoco generan memoria histórica, pues su misión es transmitir un transitorio anonimato y una sensación de similitud que garantice el que todos circulen, que nadie se detenga.
PDF