Evitando los recortes presupuestarios Sobrevivir a los recortes presupuestarios de interpretación del patrimonio significa adquirir relevancia

Resumen

Antes de que el joven Tim Merriman se convirtiera en director ejecutivo de la Asociación Nacional de Interpretación (NAI), hace 30 años fue intérprete en los parques de Illinois y uno de cuatro supervivientes. Ocurrió un recorte presupuestario y 18 de los 22 intérpretes a tiempo completo y 55 trabajadores temporales perdieron sus trabajos. El director asociado deseaba abolir la interpretación en los 77 sitios pero dejó en paz al programa de Merriman. "Temí cortarlo, temí la reacción local", dice el director. El programa había hecho mucho por la comunidad.

Los recortes presupuestarios periódicamente afectan a las agencias públicas y los intérpretes son víctimas de ello, porque no se les considera prioritarios. Si no los recortan de inmediato, no se les toma en cuenta cuando se deben tomar decisiones administrativas, o devengan salarios menores que los de sus semejantes en áreas comparables. Así, pues, no sorprende que a los intérpretes se les falte el respeto, porque los administradores de parques ven la interpretación del patrimonio como un entretenimiento que no empata con sus objetivos más básicos. Este problema ha existido durante décadas y ahora hay otros factores que también ejercen presión para que los intérpretes justifiquen su presencia.

PDF