Planificación interpretativa del Campo Experimental INTA

Resumen

Si de hacer senderos se trata, hay una expresión común que dice “soltamos un chancho y lo hacemos para el lado que este corra”. Si bien no se utiliza literalmente este método en la realidad sucede algo muy parecido, usamos senderos hechos por el ganado o caminos antiguos. Lo positivo de este método es que en áreas naturales no tenemos que abrir una traza nueva, no obstante, muchas veces el recorrido no coincide con forma en que hubiéramos planificado el sendero. Sin embargo, este no es el único problema de los senderos, en muchas áreas los responsables de las mismas deciden hacer un sendero, cuentan con los recursos materiales, el personal y el tiempo como para hacerlo,

pero toda esta estructura no resiste la pregunta ¿por qué y para qué hacemos el sendero?

Esto mismo le pregunté en 1999 al director del Campo Experimental Trevelin dependiente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria ubicado la región de los bosques subantárticos en el Oeste de la Provincia del Chubut.
PDF