Editorial

Resumen

Queridos lectores y lectoras:
Aunque nos gustaría comenzar este Boletín felicitando la llegada del nuevo año y deseando que el 2003 sea mejor que el anterior en todos los sentidos, parece que no es posible. Muy al contrario, y desgraciadamente, aparecemos con una pancarta que reivindica nuestros deseos y, a la vez, expresa nuestra impotencia e indignación por algo que no debería volver a ocurrir. Es triste y lamentable; las cosas podrían haber sido peor (siempre es posible), aunque probablemente podrían haber ido mejor con una buena gestión por parte de todos y cada uno de los responsables. Ojalá, al menos, las leyes pongan en la picota a los culpables y la visión de playas, aves y manos impregnadas de chapapote recuerden a ciudadanos y ciudadanas que existen modelos de desarrollo más sostenibles que los que hoy dirigen nuestro futuro.

Y mientras esa marea negra inunda Galicia y nuestros corazones, nosotros volvemos a lo nuestro, a fin de cumplir con nuestra cita semestral. 
Quizá este número difiera algo de los dos anteriores en que carece del espíritu casi “monográfico” que éstos tenían. No se trata de una acción planificada, ya que los contenidos de cada Boletín dependen sólo de aquellos que quieren colaborar con esta publicación a lo cual, por cierto, seguimos invitando.

Lo que sí tiene este número es una “visión argentina” de la interpretación. Y es que gran parte de los artículos proceden de este país hermano al que, por cierto, tampoco le vienen mal todas aquellas med idas de apoyo y solidaridad que se encuentren a nuestro alcance. También colaboran en esta ocasión colegas cubanos, hondureños, estadounidenses y españoles, con el colofón de una compañera australiana, al final.

En cuanto a los contenidos, son muy variados y aluden a asuntos de gran relevancia, tales como la importancia de la IP como instrumento de gestión, los centros de interpretación, la accesibilidad de los medios interpretativos o las técnicas en interpretación.

Por otro lado, nuestras secciones “Interpretación y Patrimonio Cultural” y “Documentos” siguen adelante con otras aportaciones realmente interesantes.

Esperamos que estos contenidos sean de vuestro agrado e interés, e insistimos en la importancia de vuestra colaboración; sin ella, este Boletín no podría existir. 

Y que a pesar de todo, ojalá el 2003 traiga a nuestros socios y amigos (también para el resto de la Humanidad) felicidad y paz, y un mundo mejor y más limpio.

Saludos a todas y a todos,
PDF